Cientos de reclamaciones tras las huelgas que afectaron a los AVE de Madrid y Barcelona

Renfe se enfrenta a cientos de reclamaciones por los problemas registrados esta última semana en los AVE a Madrid y Barcelona. La huelga convocada por la empresa mantenedora (Alstom) y los paros del miércoles en Cataluña, que afectaron especialmente a las estaciones de Sants y Gerona, han provocado molestias y retrasos que obligarán a devolver hasta el 100% del billete a multitud de usuarios.

En Barcelona, el corte de las vías de la estación de Sants, provocado por decenas de manifestantes, perjudicó el miércoles a 19 trenes con parada en Zaragoza, un problema que Renfe y Adif denunciarán ante la Fiscalía.

En este caso, Renfe facilitó a los afectados, entre los que había cientos de aragoneses, el reembolso de los billetes o su cambio para otro día, pero no pudo ofrecer un sistema de transporte alternativo debido a la huelga. No obstante, aquellos que no reclamasen el importe in situ aún pueden hacerlo a través de la web de Renfe o en las estaciones.

Por otra parte, las protestas de los trabajadores de Alstom, que han afectado sobre todo a las delegaciones de Barcelona, Toledo, Murcia y Madrid, han tenido especial incidencia en el AVE a Madrid que sale a las 7.05 de la estación de Las Delicias. Fuentes de Renfe confirman que el tren habitual, modelo S-100, tuvo que ser sustituido “todos los días desde el martes” por otro de la serie 121, una incidencia que llegó a extenderse a otros horarios y que, unida a un error en el sistema de venta de billetes, obligó a más de 30 pasajeros a viajar de pie hasta Calatayud el pasado martes.

Aunque la compañía defiende que esta alternativa ofrecía “las mismas prestaciones” en cuanto a tiempos de viaje y confort, todas aquellas personas que viajaran a Madrid o Guadalajara a esa hora en esta última semana tienen derecho a reclamar parte del billete, ya que este modelo no tiene servicio de cafetería ni ofrece películas, unos extras que sí incluye el S-100. Los que se apeasen en Calatayud, en cambio, no tienen derecho a indemnización.

Fuentes de Renfe aseguraron que parte de los usuarios afectados por los problemas de esta semana “ya han empezado a reclamar”. Explicaron, por otra parte, que el hecho de que no circulasen los S-100 obedecía “a los tiempos de revisión de cada modelo”.

Está por ver si hoy, primer día tras la huelga de Alstom, vuelven a salir los S-100 o se recurre de nuevo a los S-121, ya que Renfe no pudo confirmar a final de semana qué modelo hará esta mañana el trayecto entre Zaragoza y Madrid de las 7.05.

Falta de información

Esta situación ha provocado multitud de quejas entre los usuarios. Rubén Molina, que ya se vio afectado por los problemas del martes, apuntó que la incidencia “volvió a repetirse el miércoles”, si bien “todo el mundo pudo ir sentado”. “Tendrían que avisar a través de la página web, ya que pagas y contratas un servicio que no recibes”, afirmó, al tiempo que confirmó que ya ha reclamado el billete.

José Ángel Oliván, secretario general de la Unión de Consumidores de Aragón (UCA), sostiene que si Renfe conoce el cambio de tren con anterioridad “debe advertirlo antes de comprar el billete”. “Un tren de la serie 121 tiene menos prestaciones, sobre todo para los viajeros de clases superiores. Por tanto, el precio del billete debería ser menor”, razonó.

En su opinión, la compañía “no puede argumentar que no oferta un determinado tipo de tren”. “Es una afirmación discutible, ya que al elegir el asiento aparece el dibujo del tren en el que vas a viajar”, añadió. En caso de que Renfe no acceda a la devolución de la parte proporcional del billete, los usuarios “han de poner sus casos en conocimiento del Junta Arbitral del Transporte de Aragón”.

FUENTE: HERALDO